Posts filed under ‘4. Segunda Guerra Mundial’

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

El burgués Friedrich Ebert, llega a presidente del Reich de la República de Weimer. Comienzan los locos “dorados años 20”, marcados por enormes disputas políticas.  Berlín está espiritual y culturalmente más más lleno de vida que nunca.  Pero la inflación, la crisis económica y la fustración alemana después de la derrota de la primera Guerra Mundial y los duros términos del Tratado de Versalles, junto con la intranquilidad política y la inestabilidad social, conducen al radicalismo y finalmente en 1933, al  advenimiento al poder de Adolf Hitler, jefe del Partido Obrero Alemán Nacional Socialista (NSDAP), de ideología totalitaria, ultranacionalista y antisemita .  Hitler se otorga plenos poderes, asumiendo el título de Führer (Líder) o caudillo del Tercer Reich, impulsando el rearme secreto de Alemania.

Berlín es centro de poder y lugar de la imponente auto-representación de los nacionalsocialistas con toda su presunción y arrogancia.  Para ello sirven también los Juegos Olímpicos de 1936 y una monumental arquitectura. Ese mismo año, Benito Mussolini, el dictador fascista de Italia, firma con Hitler un acuerdo secreto germano-italiano que daría lugar al establecimiento del Eje Roma-Berlín, asi mismo Japón firma con Alemania un pacto antisoviético (Pacto Anti-Komintern) ; estos tres países, Alemania, Italia y Japón son llamados las potencias del eje. Como preámbulo a la segunda guerra mundial, Japón se enfrenta al ejército chino, tras años de tensiones por la ocupación japonesa de Manchuria.  En marzo de 1938, Hitler envió tropas alemanas para ocupar Austria, que pronto fué incorporado al Tercer Reich y en una hábil combinación de presiones internas y externas, logra la anexión o neutralización del territorio checoslovaco en marzo de 1939.  En agosto de ese mismo año Alemania firma un pacto de no-agresión (Pacto Molotov-Ribbentrop) con la Unión Soviética, en el que se establecía una cláusula secreta sobre la división de Polonia y la repartición de Europa del este.  Asombrosos proyectos de hacer de Berlín una super capital no pudieron realizarse pués el 1 de septiembre de 1939 comienza la Segunda Guerra Mundial, cuando Hitler ordena iniciar la invasión a Polonia. El Reino Unido y Francia declaran la guerra a Alemania dos día después. Los berlineses entran en tiempos difíciles, porque en la capital del Reich comienza la persecución, opresión y exterminio de judíos. El 27 de septiembre de 1940 Japón y Alemania firman el Pacto Tripartito, proclamándose el eje Berlin-Roma-Tokio. Entre el 7 y 8 de diciembre de 1941, los japoneses, que habían sido embargados económicamente por los norteamericanos, bombardean las instalaciones estadounidenses en Pearl Harbor, Hawaii y en Filipinas, por lo cual Estados Unidos declara la guerra a las potencias del Eje, entrando al conflicto mundial, aunque ya participaba suministrando material bélico a Gran Bretaña.  En junio de 1941, Alemania ataca a la URSS por medio de la Operación Barbaroja, conquistando grandes porciones de terreno y capturando numerosos soldados.  También los bombardeos, que aumentan desde 1943, someten a los berlineses a pesadísimas cargas.  A partir de 1944, las fuerzas alemanas habían iniciado una retirada parcial del Este con el fin de prepararse para contener la invasión aliada que se esperaba en el oeste de Europa. No se sabía, sin embargo, donde tendría lugar.  La misión había sido confiada al general  Dwight Eisenhower, y recibió el nombre de “operación Overlord”.  El 6 de junio de 1944 (que se conocería como el día D), 156.000 hombres desembarcaron en las playas de Normandía, procedentes  del sur de Gran Bretaña . Las fuerzas invasoras estaban compuestas por soldados británicos, canadienses y estadounidenses, y pequeños grupos de otras nacionalidades.  Comenzaron también en ese momento las dudas y las deserciones por parte de los mismos alemanes.

El fin de Berlín en caos es eminente, la ciudad está rodeada de tropas soviéticas. Hitler se suicida el 30 de abril de 1945 en el bunker de la cancillería del Reich. El día 2 de mayo de 1945 capitula Berlín.  La ciudad queda destruida casi por completo, cenizas y desolación se veían por las calles regadas de muertos.  El día 8 de mayo se firmó el armisticio que puso fin a la guerra en Europa, conmemorándose esta fecha como el  Día de la Victoria.  En Asia la guerra terminó el 15 de agosto, cuando Japón reconoció su derrota y capituló, en teoría, sin condiciones (aunque en la práctica había una, no deponer a su emperador), después de padecer los ataques nucleares en Hiroshima y Nagasaki por parte de los Estados Unidos. La Segunda Guerra Mundial arrojó un balance de unos 56 millones de muertos (alrededor del 2% de la población mundial de la época), de ellos un gran número de civiles.  Se estima que unos 6 millones de judíos, juntos con otros grupos étnicos, así como también homosexuales, opositores y discapacitados, fueron asesinados por los nazis, principalmente mediante la deportación a campos de concentración, algunos tan conocidos como Auschwitz o Treblinka. Los bombardeos masivos de ciudades e instalaciones industriales generaron asimismo enormes pérdidas materiales.  La capacidad ofensiva de las nuevas armas y tácticas de guerra (portaaviones, unidades de paracaídas, bombas autopropulsadas –como los cohetes V-1 y V-2 que lanzaron los alemanes sobre Londres- y bombas atómicas) explica las grandes destrucciones y matanzas producidas en gran parte de Europa y Asia.

12 septiembre 2007 at 6:36 pm Deja un comentario


Categorías


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.